Estos son los colores tendencia para decorar en 2023

Estos son los colores tendencia para decorar en 2023

Expertos del diseño determinan qué paletas y tonos son los que mejor nos acompañan. Colores crudos, inspirados en la naturaleza y optimistas serán la clave para el año próximo.

Esther Cano

Hay una regla en la decoración que no falla. Si cambias el color de al menos una pared, puedes renovar toda tu casa. Las tonalidades que eliges para pintar tu departamento o casa hablan mucho de ti, de tu personalidad, de tus gustos, de tu vida. Aquí te contamos cuáles son los colores tendencia para decorar en 2023 que debes tener en cuenta, para que te inspires y elijas el que mejor va con tu estilo.

Los colores definen el ambiente y su personalidad.

¿Cómo se determinan las tendencias de tonos para la decoración? Estas se desprenden principalmente del intercambio de ideas entre los especialistas mundiales de diseño, que buscan comprender la dirección del mundo y qué colores mejor acompañan y dan sentido a esta nueva historia donde el medio ambiente toma el centro y la protagoniza. En el Centro de Estética Global AkzoNobel, expertos de diversas disciplinas transforman las tendencias mundiales en paletas de colores.

Silencio de invierno, el color del 2023 

Este color evoca la plenitud de la naturaleza y transmite la magia presente en sus transformaciones. “Es un color positivo y que, al conectarnos con la naturaleza, hace más acogedor nuestro hogar, ayudándonos a sentirnos mejor. Está inspirado en los tonos cálidos de las flores secas y los campos que nos dan una sensación de permanencia”, explica Helen Van Gent, Directora Creativa del Centro de Estética Global de AkzoNobel.

Colores inspirados en la naturaleza

Nos sentimos en calma y en paz cuando nos rodeamos de naturaleza. Los verdes y lilas inspiran calma y comodidad. Esta paleta compuesta por tonos inspirados en jardines, praderas, y bosques, busca crear una conexión instantánea con la naturaleza. Verdes, marrones y serenos lilas son colores que te hacen sentir tranquilo e inspirado. También funcionan perfectamente con materiales naturales y plantas domésticas. La idea de esta tendencia es que puedas sumar colores acogedores con mucho verde que reflejan el paisaje exterior.

Inspirados en las materias primas de la naturaleza, estos colores cálidos y terrosos enriquecen el ambiente.

Esta paleta de colores busca mantener la conexión con la naturaleza, aún estando en la ciudad. Está comprobado y estudiado que tener acceso a espacios verdes tiene efectos positivos en nuestro bienestar físico y mental. Por eso, urbanistas y arquitectos buscan que estos tonos te ayuden a que tu casa sea un refugio que combine una pizca de aire fresco y la sensación de calidez.

Colores optimistas

Esta paleta de colores optimistas está inspirada en la luminosidad natural y la biodiversidad de valles, campos y prados. Esta tendencia se inspira en los colores optimistas que traen una sensación de vitalidad e integración al ambiente. A partir de tonos optimistas como el rosa y ocre, estos colores vivos funcionan de manera vibrante en ambientes pensados para el encuentro. Desde un campo de flores silvestres, estos tonos alegres y armoniosos traen felicidad y energía al ambiente. Esta paleta te ayudará a que un ambiente se pueda convertir en un espacio acogedor e íntimo. 

Esta tendencia se inspira en  los colores optimistas que traen una sensación de vitalidad e integración al ambiente.

Colores crudos

La paleta de colores crudos pretende ayudarte a vivir tu naturaleza pura. Inspirados en las materias primas de la naturaleza, estos colores cálidos y terrosos enriquecen el ambiente. Es una paleta de tonalidades que busca reflejar la riqueza y el potencial creativo de los recursos naturales y los diseños que vemos a nuestro alrededor. Los tonos amarillentos, champignon, ocre y marrones amaderados ofrecen preciosos colores naturales en un esquema de colores equilibrados.

Colores serenos. 

Todas las personas están buscando de un modo u otro cosas que sumen energía, esperanza y positividad a sus vidas y así mejorar su manera de vivir. En eso se basa la propuesta de esta cuarta tendencia, basada en la paleta de los colores serenos. Inspirada en las mareas, las olas y los ritmos propios de la tierra, estas tonalidades ayudan a crear una sensación de continuidad y equilibrio en el hogar. Una colección de tonos caracoles, grava, arena, neutros cálidos que se sienten frescos y atemporales y te ponen en sintonía con la naturaleza. Este tipo de colores serenos son ideales, por ejemplo, para un comedor moderno que combina muebles y accesorios hechos de materiales naturales con detalles en negro para crear una apariencia moderna, equilibrada y cómoda.

Inspirada en las mareas, las olas y los ritmos propios de la tierra, estas tonalidades colaboran a crear una sensación de continuidad y equilibrio en el hogar.

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?