La razón por la que la realeza británica tiene prohibido tomarse selfies

La razón por la que la realeza británica tiene prohibido tomarse selfies

La Corona británica tiene reglas muy estrictas para sus integrantes creadas por la reina Isabel II. Una de las cosas que más le molesta a la monarca es el contacto físico.

MDZ Estilo

MDZ Estilo

El contacto físico entre los integrantes de la realeza y las personas en la calle está prohibido por protocolo, y lo único que pueden hacer es estrecharse las manos. Los autógrafos son otras de las cuestiones que no pueden hacer al igual que las selfies, pero esto último se complica cada vez más con el avance de la tecnología y las ganas de tener una foto con los royals preferidos.

Selfie significa en español "autorretrato" y la primera que se conoció en la historia fue la que se hizo Robert Cornelius en 1839 al tomarse una frente al espejo. Aunque ya existía hace décadas, esta manera de tomarse fotografías, la volvió popular Paris Hilton en los años 2000, cuando se hizo una con Britney Spears.

La popularidad de la selfie cada vez más cuando lanzaron al mercado los celulares son cámaras profesionales y son uno de los contenidos más compartidos en las redes sociales. Además, es muy rápido para sacarse fotos con celebridades que caminan por la calle y la realeza no es ajena a los pedidos, pero tienen la obligación de rechazarlos.  

El príncipe Carlo saludando sin contacto físico. Fuente: Instagram @theroyalfamily.

Greg Agnew, un fanático de la Corona británica, explicó que la reina Isabel II prohibió las selfies porque no quiere que la gente le de la espalda a la monarquía. Para sacar un buen autorretrato, la persona que sostiene el celular debe estar un paso más adelante y así encuadrar bien la foto, motivo por el que le tienen que dar la espalda al resto.

Quien confirmó esta regla fue Meghan Markle cuando recorrió las calles de Nottingham, Reino Unido, en el marco de representación de la Corona. "No se nos permite tomarnos selfies", le dijo a una persona en calle que tenía el celular en la mano y pidió sacarse una foto con ella.

"Lo único que exigían mucho era que no se tomaran selfies, y la razón era que no querían que la gente le diera la espalda a la familia real ni a la reina. Y eso era muy importante para ellos", detalló Agnew a Insider. También contó que no pueden dar autógrafos ni abrazarse con el público por motivos de seguridad.
 

La prohibición del contacto físico se rompió en algunas ocasiones como en el Día Internacional de la Mujer de hace dos años: Meghan Markle asistió a un colegio y le pidió a un alumno que subiera a dar un discurso. El momento fue tan divertido que cuando terminó la actriz se acercó a darle un abrazo.

Kate Middleton y Camilla Parker Bowles son las que más respetan y cumplen el protocolo al pie de la letra. La duquesa de Cambridge tiene un gran carisma, le gusta hablar con las personas, se interesa por todos los temas, pero siempre respetando la distancia y las reglas de la Corona, por lo que es común verla darle la mano a todos.

¿Conocías este protocolo de la realeza británica?

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?