Cómo cuidar plantas de interior en casa: guía para principiantes

Cómo cuidar plantas de interior en casa: guía para principiantes

Consejos y claves para que tus plantas de interior estén impecables. Cuál es la frecuencia de riego y el sustrato que debes usar.

Esther Cano

Si recién estás comenzando a comprar plantas para tu casa, o sientes que no tienes “manos verdes”, ya que se mueren al poco tiempo de llegar, esta guía para principiantes te resultará imprescindible. Gabriel Caraballo, creador junto al arquitecto Víctor  Ledesma de Planta @plantasomos, un original espacio en Villa Crespo en el que conviven plantas y macetas artesanales, comparte las claves más básicas a tener en cuenta para saber cómo cuidar plantas de interior en casa. “Es importante entrenar la observación y detectar si la planta está sufriendo. Pueden ser varios los motivos por los que una planta está mal: una plaga, exceso o falta de agua, o de luz. Lo mejor es comenzar con las más fáciles, esto te va a permitir después agudizar la vista y estar atento a las más difíciles”, aclara el experto.

Riego. “Este punto es clave. Más allá de elegir plantas que sean de fácil cuidado, que funcionan muy bien para principiantes, lo que hay que tener en cuenta es el riego. No hay que regar hasta que el sustrato se seca por completo. No vale regar todos los días un poquito. Hay que regar muy bien una sola vez y no se vuelve a regar hasta que el sustrato seque. Por supuesto esto varía en invierno donde la frecuencia se alarga, mientras que en verano se achica”. 

La frecuencia de riego es fundamental. No hay que regar hasta que el sustrato se seca por completo. Crédito @claudivalentina

Chequea la humedad del ambiente. “La frecuencia de riego también va a depender de las condiciones naturales de tus espacios, si son más o menos húmedos. Si hay mucha calefacción, si los espacios están aireados, si  abres las ventanas o no. Todos estos factores influyen en la frecuencia de riego, la observación es fundamental”. 

Qué pasa si las hojas se ponen amarillas. “Si vemos hojas amarillas son indicadores de exceso de agua o de alguna plaga dando vueltas”. 

Si quieres empezar a tener plantas lo mejor es comenzar con las de fácil cuidado, para luego pasar a las más difíciles. Crédito @claudivalentina

Qué pasa si las hojas tienen puntas marrones. “Si vemos puntas marrones significa que en la planta necesita humedad foliar. Quienes recién comienzan con esto puede que vean puntas marrones y creen que les falta agua y vuelven a regar. Esto hará que las raíces se pudran. Las puntas marrones son un indicador de humedad foliar. Como las plantas de interior son selváticas necesitan cierta humedad en el ambiente que a lo mejor en una casa no tienes. Entonces debes pulverizar las hojas con agua. Con eso eliminas las puntas marrones”. 

Alerta con las plagas. “La observación también es clave para ver el revés de la hoja para chequear que no haya plagas. Es muy común la cochinilla, algodonosa, que es como un algodoncito blanco que por lo general se aloja en los árboles de la calle y con el viento se mete en las casas y ataca las plantas que tenemos en interiores.”

Hay que cambiar el sustrato cuando compras una planta. Llegan con una tierra pobre, con el riego se compacta y se genera una piedra que estrangula las raíces. Crédito @claudivalentina

Cambiar el sustrato después de la compra. “Lo otro que hay que tener en cuenta cuando adquirimos una planta es cambiarle el sustrato. Cuando compramos una planta viene de cultivo con una con una tierra muy pobre, arcillosa. Si no la cambiamos por un sustrato, con el riego esa tierra se compacta y se genera una piedra que estrangula las raíces. Por eso es importante saber qué sustrato necesita la planta que compramos. Una vez que la adquirimos, elegimos maceta y hacemos el trasplante para que esa planta ya crezca fuerte desde las raíces hacia las hojas y sea menos propensa a las plagas”.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?