Cómo decorar con plantas de interior y lograr un efecto jungla en casa

Cómo decorar con plantas de interior y lograr un efecto jungla en casa

Una guía completa con las variedades de más fácil mantenimiento, ideal para principiantes que desean comenzar a sumar más espacios verdes en sus viviendas.

Esther Cano

Uno lo ve en las revistas de decoración y en las cuentas de instagram y la tentación de armar una jungla de plantas de interior en casa resulta irresistible. Pero si no tienes en cuenta algunos factores puede que esto resulte más difícil de lo que parece. 

Gabriel Caraballo, creador junto al arquitecto Víctor Ledesma de Planta @plantasomos, un original espacio en Villa Crespo en el que conviven plantas de colección con macetas de autor, comparte algunos consejos y el listado de plantas de interior de más sencillo cuidado. Una guía completa, apta para principiantes que quieren saber cómo decorar con plantas de interior y lograr un efecto jungla en casa, pero no saben por dónde comenzar. 

“Están muy de moda las plantas en interiores, y a veces pasa que la gente sale corriendo a comprar lo que ve las revistas o en las redes, pero las plantas se les terminan muriendo por falta de conocimiento. Por eso yo aconsejo ir de a poco, comenzar con plantas de más sencillo mantenimiento para ir aprendiendo de a poco”, asegura Caraballo. 

Otro punto a tener en cuenta cuando comienzas con una colección de plantas para interiores es que elijas plantas de la misma familia. “A veces sucede que llega un cliente sin mucha experiencia en plantas que quiere llevarse cinco o siete plantas para llenar la casa. Entonces eligen de todo un poco y en ese mix que hacen hay plantas que requieren más humedad que otras, o algunas piden riego con más frecuencia y otras con menos. Elegir una familia de plantas (eso no significa que sean todas iguales) requiere un cuidado y necesidad de luz similar”, asegura el experto.

Si bien hay una gran variedad de plantas que funcionan muy bien en interiores, hay algunas que son muy fáciles de cuidar y otras que son muy delicadas. Algunas especies exigen que tengas un conocimiento previo, o por lo menos que estés canchero a la hora del riego. Aquí algunas especies más sencillas de cuidar, perfectas para comenzar a armar una jungla de plantas de interior en tu casa. 

Sansevierias

 Entre las plantas más fáciles de cuidar están las de la familia de las Sansevierias. Crédito: @claudivalentina

Entre las plantas más fáciles para cuidar están las de la familia de las Sansevierias, que tienen muchos nombres coloquiales, como lengua de suegra, espada de San Jorge, Vara. “Hoy es una planta de moda pero en la  época de nuestras abuelas llenaban los canteros de estas plantas. Son auténticas todoterreno, muy fuertes y resistentes. Requieren de un riego bastante espaciado. En interiores viven mucho mejor, porque toleran los espacios con poca luz”, advierte el experto en plantas. Las varas pueden llegar a 1.20 metros lo que te permite armar un rincón con una planta principal de esta especie, pero también hay una colección impresionante de esta de esta familia que pueden decorar rincones y son extremadamente bellas.

Filodendro

Otra familia importante con variedad de hojas y colores son los filodendros. En este grupo tenemos el filodendro green, el imperial red, el sanguíneo, el Xanadú, el plateado y el cordatum que parece un potus, pero es un filodendro. “Estas plantas lo que tienen de bueno es que al tener distintas formas de hojas y distintos colores puedes armar una isla de plantas que van a tener las mismas características”, afirma Caraballo. Todas necesitan la misma luminosidad, todas requieren las mismas necesidades de riego, la misma frecuencia, un sustrato húmedo también necesitan el mismo sustrato que eso también es importante. “Suele ocurrir con los principiantes en jardinería que compran una planta selvática y un cactus y las pone juntas, en el mismo lugar. Una de las dos va a morir porque necesitan distintos sustratos, distinta luminosidad, distintas frecuencias de riego. En la familia de los filodendros hay un montón de variedades que permiten formar una isla importante en tu casa y simplificas los cuidados. Así podrás tener una casa verde con un montón de plantas con hojas variadas”.

Spatifilium

La spatifilium sensación es una planta de hojas anchas bien verdes que puede estar retirada de la ventana.
Crédito: @claudivalentina

Otra planta de interior interesante para comenzar es el spatifilium sensación, que muchos lo llaman la falsa Cala Blanca. Es una planta de hojas anchas bien verdes que puede estar retirada de la ventana. “Nosotros decimos que está dentro de las plantas que avisan, porque cuando necesita agua se le empiezan a caer las hojas y ese es un factor determinante para que la riegues. Si se perdió la noción de cuándo fue la última vez que regaste y la vez en esa situación ya sabes que la debes regar.  A partir de ahí mantienes la frecuencia de riego, que por lo general es cada siete u ocho días”, asegura el creador de Planta. Esta es una planta hermosa, muy grande. Necesita estar en un pedestal para lucirse, también funciona como planta secundaria si estás armando un rincón con un trío de macetas. El ejemplar más grande no tiene más de 70 centímetros de altura, pero las hojas son muy muy anchas, pueden tener hasta 20 centímetros de diámetro.

Potus

Los potus son las plantas típicas de las abuelas. Resisten a todo: la puedes tener en tierra y en agua. 
Crédito: @claudivalentina

Es la planta típicas de las abuelas. Son plantas que también resisten a todo: la puedes tener en tierra, en agua. Ahora vienen en diversos colores tenés el potus elio que es blanco y verde, el potus tradicional verde, el jaspeado con amarillo, el potus gigante que tiene una hoja de unos 25 cm de diámetro, el potus silver o plateado que tiene una hoja mucho más carnosa. Hay una variedad infinita de plantas con las mismas características. 

Ficus elástica borgoña

Dentro de las plantas que no son selváticas, una que tiene fácil cuidado es el ficus elástica Borgoña, más conocido como Gomero. 
Crédito: @claudivalentina

Dentro de las plantas que no son selváticas las que destacamos como de fácil cuidado es el ficus elástica Borgoña comúnmente llamado Gomero. Estamos acostumbrados a verlos en color verde en todos los parques de Buenos Aires pero viene en color borgoña, se le dice así porque el capullo de la hoja nueva tiene un color borgoña impresionante. Hay variantes de un verde más seco con rosa,  uno variegado con amarillo alimonado y el común que es verde. El borgoña es el que más se adapta a espacios alejados de la ventana. “Es una planta que necesita un riego moderado ya que no es selvática. No necesita un sustrato húmedo permanente siempre es preferible que seque bien el sustrato antes de volver a regarlo y se banca también absolutamente todo”, comenta Caraballo.

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?