El mayor escándalo de Margarita, la hermana menor de la reina Isabel II

El mayor escándalo de Margarita, la hermana menor de la reina Isabel II

La princesa Margarita fue la única hermana de la reina Isabel II, con quien tuvo una excelente relación. Falleció el 9 de febrero de 2002 a los 71 años.

MDZ Estilo

MDZ Estilo

La princesa Margarita fue una de las royals más carismáticas de la Corona británica y, a su vez, una de las más controvertidas. Su vida privada fue objeto de una intensa especulación durante años, principalmente por su romance con un hombre divorciado, y ni su hermana, la reina Isabel II, pudo apoyarla en uno de los momentos más difíciles.

La hija menor de Jorge VI e Isabel Bowes Lyon nació el 21 de agosto de 1930 en el Castillo de Glamis ubicado en Angus, Escocia. Fue educada junto con su hermana por la institutriz Marion Crawford, y cuando su padre asumió al trono, su madre también ayudó con los estudios de ambas.

Después de la Segunda Guerra Mundial, la princesa Margarita cumplió 15 años y se convirtió en una de las personas de la alta sociedad más célebres del mundo, famosa por su glamuroso estilo de vida. La princesa Isabel tenía una educación más estricta por ser la futura reina del Reino Unido, mientras que su hermana tuvo grandes libertades.

El mayor escándalo de la princesa Margarita

En los años 50, la princesa Margarita comenzó un romance con Peter Townsend, un oficial de la Real Fuerza Aérea y caballerizo tanto del rey Jorge VI como de Isabel II. Se involucró con la royal cuando recién se había divorciado de su primera esposa y en principio todos creyeron que sería un amor pasajero.

Cabe recordar que los divorciados eran severamente desaprobados en la atmósfera social de la época y no podían volver a casarse en la Iglesia de Inglaterra si su ex cónyuge todavía estaba vivo. Por ello, sus padres rechazaron por completo la idea de un casamiento cuando la princesa Margarita planteó este deseo.

Cuando Isabel II se convirtió en reina, aprobó el casamiento, pero la Iglesia lo rechazó rotundamente y le indicó que para hacerlo, tendría que renunciar a la Corona. La monarca le pidió a su hermana esperar un año para que su reinado esté más sólido y así ayudarla, pero todo fue en vano.

La princesa Margarita en 1965. Fuente: Wikipedia.

El tiempo sólo aumentó el amor entre ambos, y la reina Isabel II, al darse cuenta que el matrimonio entre una princesa y un divorciado podría desequilibrar a la Corona, le pidió que terminara la relación. La prensa apuntó contra la pareja al decir que el casamiento "iría en contra de la tradición real y cristiana", mientras que el Gabinete británico también se puso en su contra. 

Después de cumplir 25 años, la princesa Margarita decidió que no se casaría y cumpliría con su deber ante el país. "He sido consciente de que, sujeto a mi renuncia a mis derechos de sucesión, podría haber sido posible para mí contraer un matrimonio civil", indicó en un comunicado difundido el 31 de octubre de 1955.

Y agregó: "Pero consciente de las enseñanzas de la Iglesia de que el matrimonio cristiano es indisoluble, y consciente de mi deber con la comunidad, he decidido poner estas consideraciones antes que otras. He tomado esta decisión completamente sola, y al hacerlo me he fortalecido con el apoyo y la dedicación inagotables del Capitán Townsend". 

¿Qué te parece la posición que toma la corona británica sobre las parejas divorciadas?

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?