Los 3 pueblos de España con menos de 300 habitantes y que pocos turistas conocen

Los 3 pueblos de España con menos de 300 habitantes y que pocos turistas conocen

Visitar pueblos tranquilos y con paisajes de cuento es una tendencia. En España estas tres aldeas invitan a descubrirlas y perderse en sus calles, sus casas, sus ríos y colinas.

MDZ Trip

Visitar pueblos en lugar de los grandes destinos turísticos se ha convertido en una tendencia necesaria en tiempos de pandemia y que, al parecer, vino para quedarse por un largo tiempo. España es uno de los países europeos que más aldeas pequeñas tiene, aquellas con menos habitantes son las preferidas para los viajeros que buscan tranquilidad.

La prestigiosa revista de viajes y turismo Condé Nast Traveler compartió con sus lectores aquellos pueblos españoles que cuentan con los paisajes más pintorescos, a los que pocos turistas han llegado aún y que tienen menos de 300 habitantes.

Alcoleja, Alicante

pueblo españa alcoleja
Alcoleja, España. Foto: alcoleja.es

En Alicante, en la cima de la Sierra de Aitana, la más alta de Alicante, se encuentra el pueblo de Alcoleja. Este pequeño poblado España con tan solo 180 habitantes, aparece entre la niebla cuando los más curiosos levantan la vista hacia el horizonte.

Se trata de un antiguo pueblo medieval conquistado por moriscos y cristianos en donde aún se resguardan los restos del palacio del Marqués de Malferit. Este sitio es conocido por ser el kilómetro cero de varias rutas de senderismo que llevan hasta la Fuente de la Forata, el Port de Tagarina o las simas del Partagat.

Villángomez, Burgos

Villángomez España
Villángomez, España. Foto: turismoarlanza.es

Este es conocido como el "pueblo de arte urbano de Castilla y León" por sus miles de colores plasmados en cada mural que viste las paredes del lugar. Cuenta con 238 habitantes y está situado a 25 minutos al sur de Burgos.

La conocida Ruta de Murales y Escritores nació del Proyecto Pollogómez para celebrar el curioso récord de este pueblo: es el mayor productor de carne avícola de la comunidad. A partir de allí todo se llenó de diferentes expresiones artísticas y murales que hoy se lucen en el ayuntamiento o las fachadas cedidas por los propios vecinos.

Pontemaceira, La Coruña

Este pueblo, aunque cueste creer, cuenta tan solo con 23 habitantes. Construcciones típicas con tejados rojos y un río, el Tambre, que abraza este pequeño poblado construyen una escena de cuento. Pontemaceira es una de las paradas recomendadas en la extensión del Camino de Santiago hasta Fisterra.

Aquellos que disfrutan de la naturaleza pueden bañarse en el cauce helado o rodear los molinos de agua. Un típico recorrido que siempre finaliza en Ponte Vella, puente que se levantó sobre los restos de una antigua construcción romana.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?