Descubre cómo cultivar aguacates en casa

Descubre cómo cultivar aguacates en casa

Cultivar aguacates o paltas es sorprendentemente fácil y es una gran manera de hacer que los niños se interesen en las plantas.

MDZ Estilo

MDZ Estilo

El aguacate es una de las maravillosas frutas del verano. Altos en nutrición y sabor, nada señala el comienzo del calor como un sabroso dip de guacamole con lima y chips de tortilla. La próxima vez que estés haciendo guacamole o rebanando un aguacate para una ensalada, intenta guardar sus semillas para convertirlas en árboles.

Es sorprendentemente fácil cultivar tu propio árbol de aguacate a partir de semillas, y es un gran proyecto para la familia, pues, resulta muy divertido.

 

Paso a paso: ¿Cómo cultivar aguacates?

 

1. Retirar y limpiar la semillas

Deberás comenzar por quitar la semilla del aguacate con cuidado (sin cortarlo) y luego lavarlo para limpiarlo. Ten cuidado de no quitar la piel marrón, ya que esa es la cubierta de la semilla.

 

2. Identifica cuál es la parte de “arriba”

Algunas semillas de aguacate son ligeramente oblongas, mientras que otras tienen una forma casi esférica perfecta, pero todas tienen un "fondo" (desde donde crecerán las raíces) y una "parte superior" (desde donde crecerá el brote). El extremo ligeramente más puntiagudo es la parte superior y el extremo plano es la parte inferior.

Para hacer que brote deberás colocar el extremo inferior de la raíz en agua, por lo que es muy importante determinar qué extremo es el "superior" y cuál el "inferior" antes de perforarlo con palillos.

 

3. Perforar con tres palillos

Toma tres palillos de dientes e introdúcelos en un ligero ángulo hacia abajo en la semilla de aguacate, espaciados uniformemente alrededor de la circunferencia. Estos funcionarán como el andamiaje, lo que le permitirá descansar la mitad inferior del aguacate en agua, por lo tanto, los palillos de dientes deben encajarse firmemente.

 

4. Coloca la semilla sumergida en agua…

Y en un lugar que le dé luz solar. Es útil usar un vaso transparente para que puedas ver fácilmente cuándo comienzan a crecer las raíces y también cuándo es necesario cambiar el agua. Muchas guías recomiendan cambiar el agua todos los días, pero, lo ideal es cambiar el agua cada cinco días a una semana más o menos.

5. Espera a que brote

Muchas guías dicen que la germinación puede demorar entre dos y cuatro semanas, pero pueden llegar a necesitar al menos ocho semanas, así que ten paciencia. Este es el proceso que presenciará:

  • La parte superior de la semilla del aguacate se secará y formará una grieta, y la piel exterior de la semilla marrón se desprenderá.
  • La grieta se extenderá hasta el fondo del hueso del aguacate y, a través de la grieta en el fondo, comenzará a emerger una pequeña raíz principal.
  • La raíz principal crecerá más y más (y puede ramificarse), y, eventualmente, un pequeño brote se asomará por la parte superior del hueso del aguacate.
  • No permitas que tu raíz principal se seque.

 

6. El momento de plantar tu aguacate

Cuando el tallo tenga unos 15 cm de largo, córtalo a unos 8 cm, esto fomentará un crecimiento más fuerte. Cuando vuelva a alcanzar los 15 cm, colócala en una maceta de 25 cm de diámetro con una tierra rica en humus, dejando expuesta la mitad superior de la semilla. A los aguacates les encanta el sol: cuanto más sol, mejor.

 

7. Míralo crecer

Riégalo frecuentemente. El suelo siempre debe estar húmedo, pero no saturado. TIP: las hojas amarillentas son un signo de riego excesivo; Deja que la planta se seque durante unos días.

 

8. Elimina las hojas

Cuando el tallo alcance unos 30 centímetros de alto, elimina las dos “capas” de hojas superiores. Esto alentará a la planta a desarrollar brotes laterales y más hojas, haciéndola lucir tupida. Cada vez que la planta crezca otros 15 centímetros, vuelve a repetir.

Toma nota y ¡cultiva tus propios aguacates en casa!

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?