Si el vino tiene sedimentos: ¿está bueno o malo?

Si el vino tiene sedimentos: ¿está bueno o malo?

Muchas veces cuando estamos terminando la copa, vemos pequeños restos que quedan en ella. ¿Por qué se produce esto? ¿Es peligroso?

MDZ Divinos

MDZ Divinos

En primera instancia, hay que decir que es un resultado natural. Sería muy raro que no los hubiera, sobre todo en vinos de añadas antiguas. Esos restos son producto de la vinificación: cuando se elabora un vino, y luego de la fermentación pueden quedar células de levadura gastada o otros restos. 

Muchos vinos se someten a un proceso de filtrado para eliminar esas particular, pero algunas no logran desprenderse durante este proceso y recién se liberan cuando están en reposo en la botella. 

Los sedimentos son totalmente aptos para beber.

También, con el paso del tiempo, los compuestos fenólicos como los taninos y otros polifenoles pueden unirse para crear sedimentos adicionales. Entre esos compuestos fenólicos se encuentran los pigmentos, por lo que el color de un vino también comienza a desvanecerse a medida que envejece. 

Es importante aclarar que los sedimentos son totalmente aptos para beber, pero en ocasiones pueden resultar incómodos o arenosos. Si puede descubrir que allí habrá restos (por el tiempo de guarda por ejemplo), lo recomendable es dejar en posición vertical la botella durante un par de días antes de descorcharla. Y cuando lo vaya a hacer, no moverla mucho, a fin de que no se dispersen los restos que quedaron en el fondo de la misma. 

Si usted prefiere realizar el proceso de la manera más adecuada, puede también consultar en diferentes fuentes sobre cómo decantar un vino, a fin de que esos sedimentos no aparezcan a la hora del servicio. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?