La familia real británica confirmó dónde pasará su primera Navidad sin la reina Isabel II

La familia real británica confirmó dónde pasará su primera Navidad sin la reina Isabel II

Esta es la primera Navidad sin la reina Isabel II tras su deceso en septiembre del año 2022 y la primera de Carlos III como rey, quien junto a Camilla Parker Bowles parecen haber tomado una decisión sobre el lugar donde celebrarán la festividad.

MDZ Estilo

MDZ Estilo

La familia real británica tendrá una Navidad muy distinta al resto, ya que es la primera sin la reina Isabel II. Muchos se preguntan si este año se producirán cambios en sus tradiciones, ya que el rey Carlos III se destaca por no seguir al pie de la letra todos los mandatos de la tradición real. 

Durante este período, la monarquía suele disfrutar de las pomposas decoraciones en los palacios, con grandes ceremonias y arreglos estéticos específicos para este período del año.

Se sabe que la Navidad pasada la festejaron en Windsor junto a la reina y la familia más cercana, y parece ser que el actual rey y su esposa, Camilla Parker Bowels, decidieron seguir con esta costumbre reuniendo a toda la familia dado al momento que están atravesando, siendo la primera festividad sin su madre. 

Sin embargo, parece que no será en Windsor, sino que se reunirán, según The Telegraph, en Sandringham.

La familia real pasará navidad en Sandringham. FUENTE: Instagram @theroyalfamily

 El motivo por el cual cambiaron de estancia para esta Navidad

Parece ser que el rey Carlos III y Camilla Parker Bowels no se mudarán al palacio de Buckingham, residencia que iba a ser su estancia oficial, sino que intercalarán su morada entre el castillo Windsor, Clarence House y Sandringham, situación que hará que los planes navideños difieran un poco, ya que se dice que no se quedarán tanto tiempo en la finca tal como lo hacían con la reina Isabel II.

Mientras la antigua monarca solía arribar en diciembre e irse en febrero, parece que los planes de la nueva pareja no serán los mismos acortando así su estancia en el lugar. Cabe destacar, además, que la residencia habitual de la Familia real británica para pasar este momento festivo fue desde 1998 el castillo de Windsor, y que solo durante su refracción pasaron Navidad en la finca de Norfolk, Sandringham.

Sin embargo, parece que los adornos y arreglos estéticos continúan, marcando la particularidad de la realeza británica en el armado de las fiestas navideñas, las cuales se destacan por contar con todas las tradiciones inglesas que se puedan imaginar. 

Cada propiedad tiene su propio e inmenso árbol con miles de adornos colgando. También se realizan festivales previos a la noche del 24, marcando una costumbre que está arraigada no solo en la monarquía, sino también en la cultura del Reino Unido. 

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?