Por qué no deberías cambiar de asiento en el próximo avión al que subas

Por qué no deberías cambiar de asiento en el próximo avión al que subas

Muchas veces cambiar de asiento en un vuelo no es lo ideal. La próxima vez que viajes en avión y te pidan ese favor es posible que te lo cuestiones.

MDZ Trip

Mdztrip@mdzol.com

Hay quienes al momento de viajar son más relajados y les es indistinto el asiento en el cual viajan. Otros, son más exigentes y siempre están atentos en el número que les toca, si es en pasillo o ventanilla; y si viajan en pareja o en grupo prefieren estar todos juntos aunque eso signifique pedir a otros pasajeros que les cambien el asiento. Sin embargo, existen algunas reglas que impiden modificar el lugar que toca en el vuelo.

Existen ciertas reglamentaciones generales, algunas de seguridad, que se deben seguir cuando se trata de la asignación de asientos. Puede pasar que uno este en su asiento esperando el despegue y de pronto alguien se acerque y le consulte si está dispuesto a cambiar de lugar en el avión. La realidad es que en la mayoría de los casos la petición no es válida. 

Si alguien te pide cambiar el asiento es necesario tener en cuenta ciertas reglas.

Jacqueline Whitmore, fundadora de la Escuela de Protocolo de Palm Beach y ex asistente de vuelo, reflexiona al respecto y explica que una razón aceptable para solicitar un intercambio de asiento en un avión es si un viajero está separado de alguien que depende de él para su cuidado. También sugiere que, si se tiene la necesidad de cambiar un asiento con otro pasajero, quizá lo mejor sea ofrecer dinero o alguna recompensa a cambio.

Benét J. Wilson, periodista experto en viajes y aviación, en un artículo publicado por el The Washington Post por su parte expresó que las personas suelen tomarse el tiempo para elegir con anticipación el asiento que quieren ocupar y, en muchos casos, incluso pagan por ello, por lo que no solo no están obligadas a hacerlo sino que resulta inapropiado que la otra persona se los pida.  

Por ello, a menos que ofrezcan algo igual o mejor, no es obligación acceder al cambio. Salvo que se trate de familias con niños pequeños, en ese caso es un tema de seguridad y supervisión.

Por otro lado existen un tema de seguridad que se debe tener en cuenta. Las aerolíneas se encargan de hacer un balance del número de pasajeros en un vuelo y realizan la distribución de manera que el avión se mantenga balanceado. Si bien puede ser que el cambio de una persona no represente un desequilibrio importante, lo mejor es preguntar a los asistentes de a bordo para evitar inconvenientes.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?