Las nuevas tendencias que marcarán los viajes de los argentinos en 2023

Las nuevas tendencias que marcarán los viajes de los argentinos en 2023

El 82% de los argentinos afirma que siempre vale la pena viajar. Las tendencias para el próximo año reflejan que los viajeros se adaptan a estos tiempos cambiantes.

MDZ Trip

Mdztrip@mdzol.com

La pandemia aumentó las ganas de viajar de los argentinos. Los aeropuertos se ven llenos de pasajeros, los destinos ya han recuperado los niveles pre pandemia y han surgido muchos nuevos destinos que han sido descubiertos en los últimos tiempos por los viajeros. Esto lleva a analizar cómo serán las tendencias en viajes para el 2023.

A pesar de cierta inestabilidad que se siente a nivel mundial, el 82% de los argentinos afirma que siempre vale la pena viajar. Para entender cómo se van a reinventar los viajes durante el 2023, Booking.com llevó a cabo una investigación exhaustiva que contó con la participación de más de 24.000 personas en 32 países y territorios. Los resultados se complementaron con los datos de la plataforma digital, y así surgieron las siete tendencias de viajes para el año próximo.

Los viajeros en 2023 priorizarán las experiencias más modestas.

“En un contexto de agitación general, en el que la guerra, el aumento de la polarización social, la inflación y las preocupaciones urgentes sobre el cambio climático continúan cambiando radicalmente al mundo, las personas se encuentran en una disyuntiva multidireccional, en la que intentan conciliar lo que es importante para ellas con las exigencias de la vida cotidiana. Las predicciones de viajes para el 2023 reflejan este sentimiento y revelan que las necesidades de los viajeros y las viajeras van en direcciones diferentes, adaptándose a estos tiempos tan cambiantes”, expresó Jimena Gutiérrez, gerente general de Booking.com para Argentina, Uruguay y Paraguay.

Un paraíso con lo básico 

Cabañas camufladas, fogones para cocinar y brújulas para encontrar el camino: el 2023 va a ser el año de la vuelta a lo esencial. El caos de los últimos años, con desastres naturales, agitación política y una pandemia, provocó que muchas personas perdieran la confianza en el mundo y cuestionen las comodidades frívolas de la vida moderna.

Siguiendo esta línea, la mitad de la comunidad viajera Argentina quiere que sus experiencias de viaje sean más modestas. Los viajeros y las viajeras buscan unas vacaciones que les permitan escaparse de la realidad (52%), desconectarse y vivir solo con lo básico (50%). 

Por ello, es muy probable que veamos más alojamientos sustentables y sencillos, listos para recibir a personas que llegan agotadas desde la ciudad en búsqueda de simplicidad. Sin embargo, esta desconexión de la realidad en 2023 no significa necesariamente austeridad.

Existe una percepción común entre los viajeros de que esto significa renunciar a los lujo. Pero, muchas personas quieren combinar ambas cosas. El 49% dice que solo consideraría hacer un viaje “para desconectarse de todo” si el alojamiento ofrece una estadía confortable. 

Más allá del deseo de desconectarse de todo, el 41% de los viajeros dice que hay algo que es innegociable: el destino elegido tiene que contar con conexión a Internet y cobertura de telefonía. 

Viajeros y viajeras virtuales 

El 43% de la comunidad viajera argentina dice que el año que viene va a recurrir a la realidad virtual para inspirarse a la hora de elegir un destino. Por eso, los viajes también van a tener que entrar al espacio virtual 3D del Metaverso en el 2023; el mundo físico ya no va a ser una limitación, y los viajeros y las viajeras van a poder vivir diferentes experiencias de viaje. 

Disfrutar fuera de la zona de confort

El 56% de los viajeros en Argentina quiere experimentar un choque cultural total en 2023, ya sea viajando a algún lugar con experiencias culturales e idiomas completamente diferentes (58%) o recorriendo ciudades menos conocidas con atracciones por descubrir (36%).

Los destinos de siempre dejarán de ser los más buscados en 2023, la gente quiere disfrutar de unas vacaciones únicas que impacten, sorprendan y encanten. Casi tres cuartas partes (74%) de la comunidad viajera quiere hacer un viaje que sea “fuera de la zona de confort” y que ponga a prueba sus límites. El 26% de las personas quieren comprar un pasaje solo de ida en 2023 y dejarse guiar por su instinto. 

Recordando los buenos tiempos 

Un cuarto (25%) de la comunidad viajera local busca experiencias que evoquen (falsas) memorias del pasado, como visitar lugares de interés o atracciones que aparecen en películas retro emblemáticas, o viajar en micro para revivir el espíritu de grupo de los viajes escolares.

Los viajeros y las viajeras ya no le dan tanta prioridad al descanso y la relajación, sino que buscan cada vez más la adrenalina de los parques temáticos (61%) y la oportunidad de usar la imaginación.

Viajes en busca de paz y placer

En el 2023, la industria de los viajes va a considerar más que nunca el bienestar de la mente, el cuerpo y el alma. La comunidad viajera argentina está interesada más que nunca en viajes dedicados a la meditación y el mindfulness (41%), mientras que el 36% aspira a encontrar la paz en un retiro silencioso. Por su parte, el 39% tiene ganas de hacer una pausa para centrarse en su salud mental, en su transformación personal o en la superación de momentos personales importantes.

De la rutina diaria a una gran escapada corporativa

Las políticas del tipo “trabajá desde cualquier lugar” ahora son algo casi tan común como las vacaciones. Por eso, el personal de las empresas está cada vez más interesado en esta idea para garantizar vacaciones completamente libres de trabajo.

Un considerable número de argentinos (65%) desean mantenerse totalmente alejados del trabajo en sus viajes del 2023. Además, el 46% de los argentinos no están interesados en trabajar en otro lugar, pero sí considerarían la posibilidad de irse de retiro o de viaje con su empresa.

A diferencia de los viajes de trabajo antes de la pandemia de coronavirus, la gente va a buscar más oportunidades fuera de la oficina donde puedan relacionarse con sus colegas. Por eso, en el 2023 habrá un aumento de los viajes corporativos, en los que el foco va a estar puesto sobre las relaciones y la recreación corporativa en vez del trabajo.  

Ahorrar para derrochar 

Debido a la incertidumbre económica mundial, la gente va a seguir priorizando los viajes en el 2023, pero prestando atención a sus presupuestos y prioridades. Para la gente, viajar sin preocupaciones será fundamental: el 48% de los argentinos dice que invertir en vacaciones sigue siendo una de sus prioridades. Pero ser consciente del presupuesto es clave: casi siete cada diez argentinos (70%) continúan pensando en viajes cuando piensan cuál sería la mejor forma de invertir su dinero. 

En el 2023, las personas van a elegir sus itinerarios con mucho cuidado, prestando más atención a sus presupuestos y aprovechando las ofertas, consejos y épocas alternativas de viaje (65%). También van a priorizar la relación calidad-precio con descuentos y programas de fidelización (66%). Un 44% de los argentinos y argentinas intentará ahorrar eligiendo destinos fuera de temporada o haciendo una ruta más larga. Además, el 67% de la comunidad viajera argentina va a planear sus viajes con más anticipación para intentar aprovechar mejores ofertas. 

En este contexto, muchas personas también están sorprendentemente preparadas para aumentar sus gastos, e incluso derrochar, en las partes del viaje que más les importan. La mitad de los argentinos admite que planea ser más indulgente con sus hábitos de gasto durante las vacaciones para compensar los pocos viajes hechos durante los últimos años, mientras que el 32% planea gastar a lo grande para aprovechar el viaje al máximo y hacer que cada experiencia valga la pena.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?