Así lucía Máxima de los Países Bajos en Argentina antes de la ser reina

Así lucía Máxima de los Países Bajos en Argentina antes de la ser reina

Hace algo más de 20 años la reina Máxima de los Países Bajos fue una ejecutiva exitosa en Argentina que usaba el apellido Zorreguieta Cerruti y no creía en cuentos de hadas.

MDZ Estilo

MDZ Estilo

La Reina Máxima de los Países Bajos (51) visitaba la Feria de Abril de Sevilla en esa ciudad cuando vio por primera vez al Príncipe Guillermo Alejandro. 

Por aquel entonces tenía una carrera brillante en Argentina y jamás hubiera pensado en ser reina de ningún territorio porque era realista y práctica para encarar sus relaciones amorosas. 

Pero el tiempo supo contradecirla. Y ese día comenzó su historia de amor que parece sacada de un cuentos de hadas. En esta nota te contamos cómo lucía antes de ser parte de la realeza.

La joven Máxima. Fuente. revistavanityfair.es

¿Cómo era Máxima de los Países Bajos cuando aún no era reina?

Máxima Zorreguieta Cerruti no sospechaba cómo iba a ser su destino hasta ese día, antes de conocer al heredero del trono holandés. 

Nació en Buenos Aires el 17 de mayo de 1971 y creció en un sofisticado y elegante departamento de generosas dimensiones en el barrio más coqueto de la capital: Recoleta. Su padre fue secretario de Agricultura y Ganadería durante la dictadura de Videla y su pasado volvería a atormentar a su hija cuando fuera candidato al trono. Pero, en ese entonces, Jorge Zorreguieta no sospechaba nada de esto, y tampoco lo imaginaba su hija Máxima. 

La familia de apellido vasco proviene de una pueblo llamado Guipúzcoa, en tanto María del Carmen Cerruti, madre de la actual Reina Máxima, es italiana. 

La actual alteza real estudió en el prestigioso colegio Northland School y en la Universidad Católica Argentina donde cursó la carrera de Economía. Se formó en investigación en materia de software para el mercado financiero y en su tiempo libre daba clases de matemática e inglés.

Junto a su padre Jorge a sus 11 años. Fuente. revistavanityfair.es 

Fue aficionada al esquí por tantos viajes familiares realizados a la montaña, y aunque no llegó a sufrir anorexia como su fallecida hermana Inés, las dietas la atormentaron en su juventud. 

Usaba el cabello lacio con algo de flequillo, un look muy parecido al actual: teñido solamente con reflejos y priorizando su base rubia natural. 

En 1996 se trasladó a Nueva York como vicepresidenta del departamento de Ventas Institucionales por América Latina del HSBC James Capel Inc. Más tarde, en 1999, comenzó a trabajar en el Deutsche Bank y ya en 2000 anunció el compromiso que la colocaría en el lugar de reina. 

¿Cómo conoció Máxima al rey Guillermo?

Es conocida la historia porque lo admitió ella misma, donde contó que cuando le presentaron a Guillermo Alejandro le pareció “un poco bobo“, aunque Máxima volvió a cruzárselo en Nueva York y allí las cosas cambiaron. 

En ese momento estaba saliendo con otra persona, el alemán Dieter Zimmermann que trabajaba en la bolsa y que también vivía en la gran manzana. 

No obstante, el flechazo fue intenso y no hubo vuelta atrás. Él consiguió que su madre, la reina Beatríz, aprobara la relación aunque ella no fuera de la realeza y en 2001 la casa real anunció el compromiso de bodas de Máxima y Guillermo. 

Eso sí, antes Máxima tuvo que leer una declaración en la que se pronunció en contra del régimen militar argentino al tomar el gobierno con Videla a la cabeza, admitiendo el mal causado y estipulando frente al Parlamento holandés que renunciaba a que su padre —quien había formado parte del gobierno de facto— asistiera a la ceremonia de matrimonio. Su madre tampoco estuvo presente ese día. 

Así era Máxima y éste fue su origen antes de ser reina y tener a sus tres hijas Alexia, Amalia y Ariane junto al actual monarca que sucedió a la reina Beatriz. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?