Pollo broaster casero: receta fácil en simples pasos

Pollo broaster casero: receta fácil en simples pasos

La cobertura del pollo broaster casero se puede hacer con harina, con pan rallado o bien con una mezcla de ambos ingredientes.

MDZ Gastronomía

MDZ Gastronomía

El pollo broaster casero es una de las mayores delicias que existen y, a continuación, compartimos la receta y todo lo que hay que saber para prepararlo de forma rápida y sencilla. ¿Te animarías a hacerlo? No te pierdas los detalles.

Pollo broaster: todo lo que hace falta para cocinar este plato

Ingredientes. Para preparar este exquisito pollo se necesita de:

  • 500 gr. de harina de trigo (o pan rallado).
  • 25 gr. de mostaza.
  • 10 gr. de maicena.
  • 5 huevos.
  • 1 pollo (trozado).
  • Sal (a gusto personal).
  • Pimienta negra recién molida (a gusto personal).
  • Aceite para freír (cantidad necesaria).

Cómo hacer paso a paso este imperdible pollo casero

Elaboración. Lo primero que hay que hacer es cocinar el pollo. Para esto, hay que poner cada uno de los trozos en una olla con un poco de agua y una pizca de sal y llevar a fuego intermedio hasta que quede bien cocido.

Mientras tanto, se puede aprovechar el tiempo para preparar la cobertura. En un bol o recipiente, hay que incorporar los huevos, la mostaza y un poco de sal y remover hasta integrar.

Lo mismo sucede con los polvos de la preparación. En este sentido, hay que tomar otro bol y mezclar en el mismo la harina, la maicena y la pimienta negra recién molida.

Una vez que el pollo está cocido, hay que tomar cada una de las piezas y remojarlas en la mezcla de huevos y mostaza. A continuación, llevar al otro recipiente y enharinar hasta que cada unidad quede bien cubierta.

Hecho esto, solo es cuestión de llevar a una sartén con abundante aceite bien caliente y freír hasta que cada pieza quede dorada y crocante.

Si lo que se busca es que el pollo broaster quede bien crujiente, un secreto a tener en cuenta es que se puede reemplazar la harina. Para mayor claridad, basta con reemplazar este ingrediente, o parte del mismo, por pan rallado.

Por lo demás, es importante que el aceite esté limpio y no escatimar con la cantidad del mismo. Todos estos son detalles que parecen pequeños pero que, a la hora del resultado final, son muy influyentes.

Ahora sí, las piezas de pollo broaster caseras están terminadas y a punto para disfrutar. ¿Ya sabes con qué te gustaría acompañarlas?

Fuente: pixabay.com

Para dudas, sugerencias de nuevos temas de cocina y comentarios, te invitamos a escribirnos a contacto@mdzol.com y responderemos a la brevedad.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?