Las piletas naturales son el tesoro de la Patagonia para descubrir el verano 2022

Las piletas naturales son el tesoro de la Patagonia para descubrir el verano 2022

El paraíso escondido existe y está en Piletones del Río Manso, en El Bolsón, Rio Negro. Las piletas naturales son el nuevo secreto mejor guardado del turismo patagónico.

Esther Cano

El Bolsón, Río Negro, a 30 kilómetros de la ciudad, por ruta 40. Ese es el camino a Piletones del Río Manso, un paraíso de la Patagonia argentina que empieza a revelarse. 

Rodeadas de los bosques patagónicos siempre protagonistas de las fotos de viajes al sur argentino, de repente se descubrieron estas piletas naturales de una belleza increíble e inusuales para la región más identificada con los paisajes de invierno. 

Pero en temporada de verano y en tiempos de “post pandemia” la búsqueda de lugares más apartados de los grandes centros turísticos puso el foco en rincones más escondidos. 

Así es “el pozo” del Río Manso, más precisamente ubicado a un kilómetro y medio al norte de su confluencia con el Río Villegas. 

Se trata de un piletón al que se sólo se accede después de una caminata de 2 kilómetros, desde el camping Coihuin-Co, por el sendero hacia el Lago Steffen. Y el final del recorrido es un ensueño. 

La primera visión por el sendero es desde arriba: una pileta natural de forma circular y aguas azules turquesas increíbles. Y la tentación de tirarse inmediatamente parece irresistible. 

Pero lo ideal es superar la primera impresión y llegar hasta la orilla para sumergirse en el piletón. Y nadar y flotar en aguas cristalinas, aunque hay que tener en cuenta que se trata de un río frío y bastante profundo, e incluso con correntada. 

El piletón natural sobre el Río Manso, en El Bolsón, Río Negro. Fotos: Instagram @elbolsonpatagonia

Pero nada altera la experiencia fantástica que ofrece esta lugar paradisíaco en el Valle del Manso, en la periferia del Parque Nacional Nahuel Huapi, un rincón que vale la pena salir a buscar y descubrir. 

Un refugio de relax en la Patagonia Argentina. Fotos: Instagram @elbolsonpatagonia

Para llegar hasta “El Paraíso” hay que tomar la Ruta Nacional 40 (Bariloche-El Bolsón), y en el mapa de viaje se despliegan varios parajes -El Manso Superior, Medio e Inferior, el Río Villegas y El Foyel- todos encantadores refugios de relax y desconexión garantizados. 

Piletones del Río Manso es la nueva joya para descubrir en el verano en el sur. Fotos: Instagram @elbolsonpatagonia

Alrededor del Manso, un río que nace en Argentina y desemboca en Chile, sus playas y los lagos -Mascardi, Los Moscos y Steffen-  se pueden encontrar varios pozos naturales que ofrecen la posibilidad de que cada viajero encuentre su propio recoveco para el disfrute más solitario posible. 

En el Valle del Río Manso siempre hay un recoveco solitario para descubrir. Fotos: Instagram @elbolsonpatagonia

El Foyel es la localidad más cercana a Piletones del Río Manso, a 9 kilómetros, y la propuesta de turismo en esta parada de Río Negro incluye opciones de camping, y de trekking, cabalgatas y rafting, entre otras actividades. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?