No hay vinos malos en Argentina: te explicamos por qué

No hay vinos malos en Argentina: te explicamos por qué

La polémica suscitada en Cocineros Argentinos por degustar un vino en tetra brik abre el debate sobre la calidad en nuestro país. Cuando todo se desdibuja, todo termina en un sin sentido absurdo.

Federico Lancia

Federico Lancia

Voy a decir una verdad irrefutable en Argentina: No hay vinos malos en nuestro país.

Lo que sí suele suceder, es que en muchas partidas y en todas las gamas, pueden aparecer defectos típicos del vino, como los problemas de corcho, o malos cierres que hagan que el vino se oxigene de más. Pero eso pasa con todos los vinos del mundo y en todos los segmentos. 

De un tiempo hacia hoy, la industria del vino en Argentina ha mostrado un crecimiento en calidad, nunca antes visto. Muchos afirman que Argentina está haciendo los mejores vinos de la historia. Y eso se evidencia en todos los segmentos, envases, presentaciones y demás. 

Sumado, además que el precio promedio, en el mercado interno es súper interesante en comparación con la misma calidad que se puede comprar en el mundo. 

Dicho esto, lo sucedido en Cocineros Argentinos esta semana y la repercusión que generó, puso en evidencia lo poco que se sabe sobre el tema y la virulencia social en la que estamos metidos. Si no te enteraste de lo que sucedió, aquí te dejo la crónica que publicó el diario.

Toda esa cataratas de críticas y sobre todo de palabras y epítetos extremos, discutiendo si está bien poner los vinos en tetra, si al vino popular se lo debe tratar igual que al "más top", y sobre todo los que opinaban que "lo hay allí dentro es desecho o líquidos que nada tiene que ver con el vino", dejaron mucho que desear. Fue un cuadro muy desagradable de tolerar, sobre todo cuando los comentarios iban hacia aspectos personales de los que estaban haciendo la degustación. Vuelo raso. 

Una imagen de la cata que politizaron varios en las redes sociales.

Les propongo un desafío

Vamos a salir del palabrerío y vamos a los hechos. ¿Les parece? A todos y cada uno de los que leen esta columna y que dicen que los vinos en tetra o llamados "de consumo masivo" son de muy mala calidad, los invito a probarlos "a ciegas", comparando obviamente con mismos vinos, de segmentos similares, que vienen en botellas u otros envases. 

"A ciegas" significa que no vamos a saber cuál es cuál. Y vamos a quedar simplemente nosotros y el líquido delante, en una copa. Sin marcas, ni etiquetas, ni marketing, ni nada. Y luego ahí, veamos qué sucede. 

¿Se animan? Me gustaría que lo hagan todos aquellos que se animaron a decir todas esas cosas desagradables en la redes. Degusten y opinen con la certeza y la convicción que le pusieron a las barbaridades que dijeron. Y no debería ser atrás de una red social, pues las degustaciones a ciegas se hacen cara a cara. Puede resultar interesante. 

La calidad es indiscutida

Sobre el vino en la Argentina podemos discutir muchas cosas: si hay que seguir el camino del Malbec, si hay que explorar nuevos terruños, si los precios están desfasados, si se sirven bien en los restaurantes, y miles de cosas más. Lo que sin lugar a dudas no está en discusión es la calidad.

En cualquier segmento que probemos vinos argentinos, encontraremos calidad superior a lo que brinda el mismo segmento en otro lugar del mundo. Nada más vale comparar un vino francés (cuna de la enología mundial) de 2 euros contra uno argentino del mismo precio. 

Por eso, para mi el debate sobre lo sucedido hace unos días en la TV Pública atrasa. Y termino con lo mismo que dije al principio para que quede claro: no hay vinos malos en Argentina. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?