La exitosa película que Brad Pitt odió y estuvo a punto de renunciar

La exitosa película que Brad Pitt odió y estuvo a punto de renunciar

“Para mi no había nada que hacer, sólo sentarme y observar”, la estrella de Hollywood admitió sentirse muy incómodo durante el rodaje de este film que no abandonó porque le hubiera costado 40 millones de dólares. ¿Sabés de cuál se trata?

MDZ Entretenimiento

MDZ Entretenimiento

A sus 57 años sigue siendo una de las estrellas de la industria cinematográfica más importante de estos tiempos. Presenta un gran éxito y luego llega otro, pero no siempre Brad Pitt se sintió lo suficientemente cómodo interpretando papeles. Hubo uno en especial que nunca le terminó de cerrar porque el guion prometía mucho para su personaje pero obtuvo muy poco, tanto que hasta llegó a aburrirse y pensó seriamente en la posibilidad de renunciar al film. Te contamos de cuál se trata.

Para 1994, Pitt no era un desconocido en la industria. Si bien, no llegaba al nivel de estrella que tenían otros actores, ya contaba en su filmografía con cintas como Johnny Suede y Thelma & Louise. Entrevista con el vampiro, basada en la exitosa novela de Anne Rice, llegó a los cines en noviembre de aquel año; Pitt compartía créditos con Tom Cruise, Christian Slater, Kirsten Dunst y Antonio Banderas. Las críticas fueron decentes y la película fue un éxito en taquilla, todo parecía de maravilla. Pero, en el fondo, su protagonista no la había pasado nada bien durante el rodaje.

Brad Pitt odió roda Entrevista con el Vampiro, un personaje que no le sentaba cómodo.

“Me decepcionó Entrevista con el Vampiro. Porque, en el libro, era un tipo tratando de averiguar quién era, si es un dios o si es el diablo. La película se centró más en las travesuras de Lestat, que se hicieron muy bien, pero mi personaje terminó siendo arrastrado de un lugar a otro y preparado para los momentos sensacionales. Y se volvió más quejumbroso que una búsqueda real. Eso me frustró”, comentó el actor para Rolling Stone.

Básicamente, sus quejas radican en el giro que se le dio a su personaje. Para Pitt, fue Lestat, interpretado por Tom Cruise, quien se llevó el liderato de la película gracias al guion: “En el libro, este tipo [Louis] se pregunta: «¿Quién soy yo?», lo que probablemente era aplicable a mí mismo en ese momento. En la novela, Louis es un tipo que va en busca de su descubrimiento. Y mientras tanto, tiene a este personaje de Lestat que le fascina y al que aborrece. Tomaron los mejores aspectos de Lestat y los convirtieron en el pulso de la película, algo bueno y agradable, pero para mí no había nada que hacer, sólo sentarme y observar”.

El papel de Tom Cruise tomó más protagonismo que el de Brad Pitt, por eso, estuvo a apunto de renunciar.

La situación fue deprimente para el actor, cuya desesperación lo llevó a pensar en una medida demasiado drástica: renunciar a Entrevista con el vampiro. Esto le comentó a David Geffen, su productor: “Le dije, ´David, ya no puedo hacer esto. No puedo hacerlo. ¿Cuánto me costará salirme?´ Entonces él me dijo, muy tranquilamente, ´cuarenta millones de dólares´. Y yo le respondí: ´Ok, gracias´. Eso me quitó la ansiedad. Estaba como ´Tengo que ser hombre y superar esto, y eso es lo que voy a hacer”, añadió.

Sin embargo, no solo la narrativa de la historia le complicó su estancia en el proyecto. Las condiciones de la filmación también influyeron en su molestia. Al tratarse de una historia sobre vampiros, la mitología indicaba que estos debían actuar en la oscuridad la mayor parte del tiempo. Las filmaciones nocturnas se extendieron por demasiado tiempo, y se añadieron a la lista de cosas que tenían molesto a Brad Pitt.

“Fue un rodaje difícil. Terminé Leyendas de pasión y me fui directamente a eso. En primer lugar, todo estaba a oscuras. En Nueva Orleans filmamos durante tres meses en la oscuridad, filmamos todas las noches. Hay una escena al inicio de la película que sucede de día, y eso es todo. Lo demás estaba en oscuridad. Y eso en verdad comenzó a meterse en mi psique”, finalizó.

Afortunadamente, esos 40 millones de dólares fueron lo suficientemente poderosos como para mantenerlo dentro de la cinta. De lo contrario, quizá otro actor se habría quedado con dicha fama.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?