Reino Unido anuncia amplia baja de impuestos ante inminente recesión

Reino Unido anuncia amplia baja de impuestos ante inminente recesión

El nuevo gobierno busca dinamizar la economía a través de una política que el archipiélago británico ya conoció hace cuatro décadas con Margaret Thatcher. Es el recorte más fuerte desde entonces y la respuesta que imagina Londres para sortear la recesión.

Carlos Boyadjian

Carlos Boyadjian

El nuevo gobierno de la primera ministra Liz Truss en el Reino Unido, anunció este viernes un amplio recorte de impuestos, a la vez que incentivos a la inversión, en un escenario en el que la administración intenta impulsar la economía ante temores de entrada en un proceso recesivo.

Durante su presentación ante la Cámara de los Comunes, el ministro de Finanzas, Kwasi Kwarteng, destacó que el Gobierno quería un "nuevo enfoque para una nueva era centrada en el crecimiento" y apuntaba a una tasa de crecimiento económico a mediano plazo del 2,5%.

“Creemos que los impuestos altos reducen los incentivos para trabajar, desalientan la inversión y obstaculizan las empresas”, señaló Kwarteng. Más de cuatro décadas después de su implementación esta concepción de la política económica trajo a la memoria la "revolución conservadora" de la expremier británica, Margaret Thatcher, y el expresidente de Estados Unidos, Ronald Reagan, a partir de los años 1979 y 1980.

Las medidas impositivas adoptadas incluyen:

  • Anulación de la subida prevista del Impuesto a las Sociedades al 25%, manteniéndolo en el 19%, el tipo más bajo del G-20.
  • Cambio en el reciente aumento del 1,25% en las contribuciones al Seguro Nacional, equivalente un Impuesto sobre la Renta.
  • Reducción en la tasa básica del Impuesto sobre la Renta de 20 peniques a 19 peniques. (Un penique es la centésima parte de una libra).
  • Eliminación del impuesto del 45% pagado sobre ingresos superiores a £ 150.000 (US$ 166.770), llevando la tasa máxima al 40%.
  • Recortes significativos en el Impuesto a los Sellos, tributo que se paga por la compra de viviendas.
Liz Truss, primera ministra británica, firme impulsora de los incentivos a las empresas y el recorte de impuestos.

Incentivos a la producción

  • Establecimiento de una red de "zonas de inversión" en todo el país, donde se ofrecerán a las empresas recortes de impuestos, reglas de planificación liberalizadas y una reducción de los obstáculos regulatorios.
  • Plan de devolución de los impuestos sobre las ventas, pagados por los turistas.
  • Eliminación de un aumento en las tasas de impuestos sobre varios alcoholes.
  • Eliminación de un tope en las bonificaciones de los banqueros.

De acuerdo a fuentes oficiales, los recortes de impuestos totalizarán £45.000 millones para 2026-27, lo que contribuiría a dinamizar una economía que ya muestras de estancamiento. Incluso algunos analistas sostienen que el Reino Unido ya está técnicamente a recesión. 

“Hace medio siglo que no vemos recortes de impuestos anunciados en esta escala”, aseguró Paul Johnson, director del Instituto de Estudios Fiscales.

Esto se da en un contexto en el que la libra cayó a un nuevo mínimo en 37 años frente al dólar, por debajo de 1,103 dólares, tras del anuncio. En ese escenario, muchos inversores huyeron de los bonos del gobierno y la Bolsa londinense (FTSE 100) cayó a su nivel más bajo desde marzo. Sin eufemismo, Johnson señaló que los mercados parecían "asustados" por la escala del "regalo fiscal".

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?