Construcción: preocupación por obras públicas y ajuste de contratos

Construcción: preocupación por obras públicas y ajuste de contratos

Para Gustavo Weiss, titular de la Cámara Argentina de la Construcción, la agenda de trabajo incluye la necesidad de definir una nueva fórmula de redeterminación de precios de los contratos para garantizar el abastecimiento de insumos y tener precisiones sobre la continuidad de las obras públicas.

Carlos Boyadjian

Carlos Boyadjian

La construcción, considerada industria de industrias, es una de aquellas actividades en las que el Gobierno apuesta sus fichas para el despegue de la economía. Tiene la particularidad de que atraviesa un buen momento, pero ya se encendieron las luces amarillas, con impacto de la inflación, dudas sobre la continuidad del plan de obra pública en un contexto de cuentas en rojo y dificultades para el abastecimiento de insumos. 

Gustavo Weiss, el titular de la Cámara Argentina de la Construcción (Camarco), sostiene que a las medidas del nuevo ministro de Economía "hay que darles tiempo", pero asegura que los problemas de abastecimiento de insumos es porque "el mercado está esperando una devaluación". 

En diálogo exclusivo con MDZ, analizó la coyuntura económica nacional y las claves del sector construcción hacia adelante. Y, como ya es habitual en él, el empresario nacional de larga trayectoria no se guardó nada.

-¿Cómo ve hoy la situación sectorial y cómo está afectando esta corrida cambiaria o suba del dólar?

-El sector está muy demandado desde hace bastante tiempo, traccionan dos cosas, la obra pública por un lado, y la construcción y refacción de viviendas unifamiliares, son sectores que están súper demandados. Y un poco más tranquilo, la obra privada grande, que no solo son los edificios de propiedad horizontal, las obras importantes del mercado inmobiliario, sino también en fábricas organizaciones, todo el componente industrial, que está más tranquilo. 

Hoy en mano de obra debemos estar 7 u 8% del pico histórico, en cemento pasamos el máximo histórico, en junio nunca hubo tanto consumo en la historia del país, con lo cual son dos indicadores de que la la industria está realmente en altos niveles de actividad., en promedio.  Dicho esto, lo que está pasando con respecto a la construcción de viviendas unifamiliares o refacción, hay mucha gente con disponibilidad de pesos y los pesos los inviertes en distintos lugares, por ejemplo en una casa nueva o en arreglar la casa. 

Por otro lado, a la gente que tiene la suerte de tener dólares, la brecha los beneficia, entonces también invierten por ese lado. En esos dos casos, todo este cimbronazo inflacionario y de mercado cambiario, le diría te diría que no los perjudica mucho o aún más, los beneficia.

A la gente que vende todo lo que producen la inflación no los afecta, al contrario, diría que los beneficia porque no hay precio, entonces venden a cualquier precio. Los que tienen dólares, cuanto más se dispare el dólar blue, más los beneficia la brecha para comprar insumos. Por el lado de la obra pública, en cambio, las cosas se han empezado a complicarse por dos motivos. Primero, porque los sistemas de redeterminación de precios (actualización) que tienen los contratos, con estas altas inflaciones no funcionan. Entonces las obras empiezan a tener un deterioro económico-financiero este de difícil recuperación este posteriormente.

-¿Cómo se manifiesta este deterioro?

-Empieza a haber atrasos en los pagos. Todavía no son de magnitudes como hemos vivido en otras épocas, pero ya en lugar de pagar estrictamente al vencimiento de la factura, como ocurría hace unos meses atrás, ahora están pagando 30 días tardes, en algunos casos un poco más.

-¿Cuál era el plazo habitual de cobro?

-Depende de la repartición pero es entre 30 y 60 días. 

-¿Y ahora se atrasó un mes más?

-En algunos casos uno o dos meses más, con pronóstico preocupante. 

-¿Cuándo se gatilla la redeterminación de precios de los contratos?

-La redeterminación establece que cuando se llega a una inflación acumulada de 5%, se aplica la actualiza. Ahora eso lo tenés dentro del mismo mes. Esa fórmula está hecha para períodos de baja inflación, del 10 o 20% anual. pero hay un problema adicional. Cuando la inflación es baja, no importa, la fórmula puede 1% más, un 2% menos, pero no es relevante. Cuando la inflación es muy grande, las diferencias pueden ser del orden del 10%, 15%, 30% o 50% de diferencia. Ya la situación es infinitamente más compleja. 

-¿En ese caso hay una rediscusión del contrato?

-En ese caso lo que pasa es lo que ha pasado en la historia argentina, lamentablemente hemos vivido varias, es que se paran las obras, se dejan de ejecutar o ralentizan. Primero empieza a bajar el ritmo, si tenía 100 personas trabajando, pasa a tener 50, después 20, 10 y finalmente se para porque no la puedo continuar. En un determinado momento, cuando hay muchas obras paradas, los gobiernos se preocupan de renegociarlas. Esto es lo que ha pasado históricamente en la Argentina.

-¿Esto se está de junio para acá, cuando empezó la corrida con el blue o desde antes?

-Este tema ya lo empezamos a hablar el año pasado con el Gobierno, que por supuesto está al tanto de toda la problemática, porque se lo hemos dichos muchas veces. Ya desde el año pasado venimos discutiendo un nuevo régimen de redeterminación de precios, pero por supuesto el problema se ha agravado en los últimos meses.

-¿Y qué avanzaron con el nuevo régimen de redeterminación de precios?

-Nada. Esta semana tuvimos una reunión en el Indec porque el organismo releva muchísimos precios de toda la economía, con ellos elabora índices determinados, que después se meten como elementos de esta fórmula. El problema que esos índices que sirven para la economía general, no sirve como fórmula general de actualización de contratos. Le voy a dar un ejemplo. En las obras viales tenemos una incidencia muy fuerte del índice de transporte, de áridos, de piedras, etc. Ese costo de transporte aumentó muchísimo porque el sector está muy demandado. Ese índice de transporte que nos meten en la fórmula, el INDEC lo elabora con un promedio del transporte de cargas pero también del transporte por tren o colectivo, que tienen la tarifa congelada.

En los últimos cinco meses, de enero a abril, el transporte me aumentó el 50% y el índice me aumentó el 20%. Lo que necesitamos es que si el indec, en su relevamiento de precios, releva el transporte de rutas, podamos usar solamente ese precio y no el promedio de todo, que no tiene nada que ver con nosotros. 

-Con la llegada de Massa al Gobierno parece haber un intento de ordenar las cuentas públicas. ¿Se está notando un freno de las obras públicas por el déficit fiscal? 

-No, lo que estamos hablando con el Ministerio de Obras Públicas, que es nuestro interlocutor, es que nos ven precisiones a ver si el ajuste va a llegar a las zonas en marcha a las obras futuras a ninguna o a todas, a quién le va a llegar el ajuste. Por lo pronto, la mayoría de las licitaciones en curso o muchas de ellas están prorrogando la apertura. Me parece muy sano, porque hacer licitaciones y no tener la plata, no no tiene sentido. Y por el lado de las obras en curso, ver cómo se van a ejecutar.

-¿Están evaluando cuál sería el ajuste para el sector construcción? 

-El ajuste para nosotros sería que nos dejen de pagar, que nos digan tal obra está parada.

-¿Hay alguna pista cómo será el Presupuesto 2023 en obra pública?

-Del Presupuesto 2023 no tengo absolutamente ninguna noticia.

-¿Cómo ve las primeras medidas de Massa? ¿Vamos hacia un ordenamiento de la economía o todavía estamos lejos de eso no?

-Creo que Massa le va a imponer a la gestión una dinámica que no tenía, no tengo ninguna duda de eso. Creo que se va poner al frente de los problemas y va a tratar de tomar medidas para solucionarlo. Dicho esto anunciaron una serie de medidas, no es un plan económico pero sí una serie de medidas, que recién se están poniendo en marcha. No sé si las medida que anunció son suficientes para frenar la inercia inflacionaria, para solucionar el problema de la falta de dólares, para llegar a 2,5% del déficit del PIB comprometido con el Fondo. No sé si esas medidas alcanzan. Pareciera que habría que complementarlas con otras para poder cumplir estos objetivos. Pero la verdad que son todas tan recientes, que por ahí hay que esperar un poco. 

-¿Cuál es el clima que hoy entre los empresarios sobre la situación económica?

-Complicada, en la mayoría de las charlas con mis colegas vemos con preocupación la la disparada de las distintas variables económicas. Variable que ves, variable que está muy desacomodada. Si hablás de inflación ni que hablar, si hablas del problema del dólar, es otro problema, el problema del gasto del Estado y el déficit fiscal, no parece fácil tampoco. Por donde uno lo mire, hay dificultades. Creo que es lo que opina todo el país.

-Cada tanto se habla que en los corralones falta determinado producto. ¿Cómo está el abastecimiento?

-El abastecimiento no está normal y hay graves problemas en muchos insumos. 

-¿Cuáles por ejemplo?

-Le cuento. Los insumos tienen dos características: si usted va hoy al corralón, en general de los insumos normales tienen stock pero el precio puede ser cualquiera, dependiendo del cliente. Esto es motivo del desajuste económico, de la inflación. Pero con respecto a los proveedores importantes de las empresas medianas o grandes que compran directamente en fábrica, ahí usted se encuentra que hay muchos proveedores que no cotizan porque no tienen precio a su vez de los proveedores. Por ejemplo, si quiero comprar una bomba, y no me la cotiza porque no tiene precio de chapa. Esto es en gran medida porque el mercado está esperando una devaluación, que el ministro no quiere hacer, pero bueno, el mercado la está esperando. Entonces hay desabastecimiento por este problema.

-¿Qué hace en ese caso las constructoras, llevan el insumo sin precio o se para la obra ?

-Eso es muy variable. Si yo tengo una obra que lo único que me falta es una bomba para ponerla en marcha, seguramente la retiro, la pongo y que sea lo que Dios quiera. Ei la obra recién empieza y en vez de una tengo 20 bombas como ésa, no las compro.

-Lo importante en todo caso, es que el mercado está esperando una devaluación y eso impacta en el normal abastecimiento.

-Exactamente, está todo muy complicado.

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?