Dólar: el Banco Central descartó una "devaluación brusca"

Dólar: el Banco Central descartó una "devaluación brusca"

Miguel Pesce explicó el alcance de las medidas del Banco Central para evitar una devaluación aún mayor a la corrida cambiaria que sufre el Gobierno esta semana.

MDZ Dinero

MDZ Dinero

El presidente del Banco Central (BCRA), Miguel Pesce, aseguró hoy que las medidas que la autoridad monetaria tomó ayer en relación a las importaciones evitarán el riesgo de una "devaluación brusca", aclaró que no se trata de "restricciones" sino que apuntan a "mecanismos de pago", y atribuyó la suba del dólar paralelo a "movimientos especulativos" de un mercado "pequeño".

Pesce aclaró que el Banco Central "no establece restricciones a la importación sino mecanismos de pago" de una forma transitoria hasta el 1º de octubre, debido al impacto estacional de la compra de energía del exterior en el período invernal, que viene teniendo un aumento interanual del 200% y del 80% sólo en el precio, como efecto de la suba del precio de los hidrocarburos tras la invasión de Rusia a Ucrania.

En declaraciones esta mañana a Urbana Play, desligó la suba de las cotizaciones del dólar en los mercados financiero e informal de las medidas anunciadas por el BCRA y sostuvo, por el contrario, que las decisiones del organismo "evitan que se vaya a una  "Siempre que el Banco Central tomó medidas como estas fue de manera exitosa y pudimos recomponer el balance cambiario y las reservas", destacó.

En cuanto a la suba en las cotizaciones del dólar, Pesce las atribuyó a "movimientos especulativos" y dijo que "no necesariamente tienen que ver con las medidas tomadas ayer" al tiempo que distinguió la importancia de los diferentes segmentos por el volumen negociado. Al respecto, dijo que "el mercado que fija el precio del dólar a través de los títulos públicos es pequeño, opera 60 millones; el oficial, unos mil millones y el ilegal, algunas estimaciones dicen que sólo algunos millones".

Por otra parte, negó que se hayan tomado las medidas como respuesta a las declaraciones de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, quien se había referido a un "festival de importaciones". "Lo que pidió la vicepresidenta es que hubiera una mayor coordinación entre Producción (por el Ministerio de Desarrollo Productivo), la Aduana y el Banco Central", recordó, al tiempo que apuntó que desde la autoridad monetaria "ya venimos coordinando con estos organismos".

En ese sentido, remarcó: "Estas decisiones de ayer llevan semanas de consideración entre todos los organismos, creo que llegamos a la mejor solución posible". Pesce puso de relieve el peso de las importaciones energéticas en el intercambio comercial, con US$1.600 millones en mayo y en el orden de los US$2.000 millones en junio, además de precisar que "estas obligaciones hay que pagarlas al contado y nos traen dificultades en la balanza cambiaria".

"En esta coyuntura, estamos pidiendo a las empresas que financien el incremento de sus importaciones en referencia al año pasado o al 2020", señaló, para agregar que "la forma de salvar esta situación sin generar procesos recesivos es que las empresas consigan financiamiento". Asimismo, advirtió que no se apunta a bajar el volumen de importaciones sino a establecer una modalidad de pago en el que las empresas deberán conseguir financiamiento "para una porción de las importaciones, que es el incremento respecto del año pasado".

"Es algo que se puede conseguir -aseguró- y en eso estamos trabajando con los bancos y los países que son proveedores, para que se amplíe el financiamiento". Por otra parte, si bien consideró que "puede ser que haya maniobras especulativas y hay que trabajar para evitarlas", sostuvo que "no constituyen el grueso del problema".

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?