Por qué pronostican que habrá un fuerte aumento en el precio de los vinos

Por qué pronostican que habrá un fuerte aumento en el precio de los vinos

La demanda interna de consumo de vino creció en los últimos tiempos. Distintos factores complicaron la producción. La falta de botellas fue el principal, pero ahora se suman otros factores. La suba de costos, tanto internos como internacionales, tendrá un fuerte impacto en el precio de venta

Horacio Alonso

Horacio Alonso

Después del fuerte incremento de las ventas durante la pandemia, el sector vitivinícola viene sorteando problemas. El principal, el faltante de botellas que se arrastra desde hace más de un año. Esta situación se generó por distintos motivos, aunque el crecimiento de la demanda fue el principal.

Ahora se suma el aumento de los costos. Si bien la escasez de envases tiene un impacto importante en este punto, hay otros factores que están golpeando la estructura productiva y anticipa tiempos difíciles.

Fuentes del sector adelantaron a MDZ que los vinos sufrirán un aumento significativo en los próximos meses por el inevitable traslado de estos incrementos al valor al público. “Los aumentos de los costos son muy fuertes y eso se verá reflejado en el aumento de los precios al consumidor” dijeron desde una importante entidad que agrupa a bodegueros.

Todo esto agravado por una cosecha que no fue como se esperaba con mermas, en algunas regiones, de más de 30%.

En el caso de las botellas, estiman que la suba de precios en el último mes y medio supera el 50%. Esto ya generará un impacto significativo en el valor final.

El faltante de envases se agrava si se tiene en cuenta que se privilegia el embotellamiento de los productos que tienen como destino la exportación, ya que no se pueden perder los contratos internacionales, lo que encarece el abastecimiento del mercado interno.

Para los primera parte de la cadena, la que se dedica a la producción, el impacto del aumento internacional de los precios en dólares de los insumos es un golpe muy duro.

Por ejemplo, los productos agroquímicos, desde fertilizantes a fitosanitarios, el incremento de los precios es de 40% medidos en la divisa estadounidense.

A esto se suma la suba de los fletes y contenedores. En algunos casos, más que duplicaron su valor respecto al año pasado.

Otro ítem que impacta en los precios de al público está vinculado a la energía y combustibles. El valor del gasoil complica la ecuación de costos. Lo mismo sucede con los productos que se utilizan para mantenimiento de los tractores. Por ejemplo, el aceite y las cubiertas.

En la parte de la elaboración, también se está sintiendo fuerte la suba de los insumos importados que superan el 45% en dólares. Esto afectará más a las etiquetas de mayor precio. “A mayor calidad de vino, mayores costos de los insumos” explicó un empresario del sector.

En cuanto al tema del gas, aunque no son muchas bodegas que tienen un consumo elevado, además del aumento de la tarifa, los cortes de suministros es una tema que genera alarma. El sustituto del fuel oil es cuatro veces más caro que el gas, según las fuentes consultadas.

En un contexto interno con una inflación que se acelera, la presión para que aumenten los precios es proporcional a ese incremento de los costos internos.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?