La caída de exportaciones de vino que le hace perder dólares al país

La caída de exportaciones de vino que le hace perder dólares al país

Entre enero y septiembre, las exportaciones argentinas cayeron 5,3%, medidas en dólares, contra el 2021. Una pérdida de divisas muy importante para el país por el atraso cambiario, la suba de costos y las retenciones para exportar. Esto significa pérdida de competitividad.

Horacio Alonso

Horacio Alonso

Mientras se acumulan los reclamos del sector vitivinícola al Gobierno nacional por la pérdida de la competitividad y el sector agropecuario recibió el beneficio del “dólar soja”, las estadísticas confirman la fuerte caída de las exportaciones de vino.

Según los últimos datos que maneja el Instituto Nacional de Vitivinicultura, entre enero y septiembre los ingresos del sector por las ventas al exterior tuvieron una baja de 5,3% en dólares.

En cuanto al vino fraccionado –que representa el 93% de las exportaciones– el retroceso fue de 3,9%, mientras que el producto a granel se retrajo nada menos que 19,9%.

El vino a granel concentra el 93% de las exportaciones pero registró una caída en dólares pese a la suba de los precios internacionales.

El dato más preocupante, sin embargo, es que la menor facturación se produjo en un contexto internacional de una importante recuperación de los precios.

En vinos fraccionados, en valor promedio por litro pasó de 3,74 a 3,85 dólares, un 3% de aumento. En tanto, a granel, el alza del precio fue de 34,5% contra el 2021. Esto hace una suba promedio de 16,4%.

Medido en volumen, las exportaciones cayeron de 75.289 toneladas, en los primeros nueve meses de 2021, a 60.076 en lo que va del 2022, una baja del 20%.

“Los derechos de exportaciones afectan negativamente al volumen exportado de vino argentino. De acuerdo a nuestros modelos, la eliminación de los derechos de exportación incrementaría las cantidades exportadas en aproximadamente un 8%”, señalaron desde la Asociación de Cooperativas Vitivinícolas (Acovi).

Atraso cambiario e impuestos

La causa de este derrumbe del comercio exterior del sector tiene que ver con el atraso del tipo de cambio oficial, la fuerte suba de costos de los insumos y de las retenciones que se aplican a las ventas externas, en la actualidad en 4,5%.

La consecuencia es que el país, en un momento de necesidad de divisas, pierde un ingreso importante de dólares por las menores ventas.

Por este motivo, las entidades que agrupan a productores y bodegueros vienen reclamando al Gobierno nacional medidas que compensen estos desequilibrios que provocan una fuerte pérdida de rentabilidad del sector.

La industria vitivinícola está virando hacia segmentos de mejor precio para poder competir por calidad en los mercados internacionales.

“Las exportaciones se están ralentizando por un efectopinza’. Por un lado, los costos que suben por la inflación y, por el otro, un valor del dólar que no acompaña esos incrementos. Esto hace que la industria se esté corriendo hacia la venta de segmentos de mayor precio, con mejor rentabilidad, pero de menor volumen” explicó a MDZ Sergio Villanueva, de la Unión Vitivinícola Argentina.

En tanto, desde la Asociación de Cooperativas Vitivinícolas (Acovi), señalaron las dificultades que tienen para exportar. “Un problema es el diferencial de precio de las exportaciones argentinas respecto a sus competidores. Si los precios de las exportaciones argentinas son inferiores respecto al que fijan los principales competidores -Chile, Australia, Sudáfrica y España - lo esperable es que las cantidades exportadas por Argentina crezcan. En el otro extremo, cuando los precios de las exportaciones argentinas son superiores a las de sus competidores, lo esperable es que las cantidades exportadas disminuyan", consideró.

De acuerdo a nuestros modelos, una variación del 10% en el precio del vino argentino respecto a sus competidores, lleva a una reducción de la cantidad de 1% aproximadamente. Esta situación se ha dado en distintos períodos de la vitivinicultura en la que, estando el tipo de cambio nominal atrasado, se ha tenido que incrementar los precios en dólares, aseguraron.

Por otro lado, están “los derechos de exportaciones, que afectan negativamente al volumen exportado de vino argentino. También de acuerdo a nuestros modelos, la eliminación de los derechos de exportación incrementaría las cantidades exportadas en aproximadamente un 8%”.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?