Volvió Guzmán: por ahora, en rol de conferencista internacional

Volvió Guzmán: por ahora, en rol de conferencista internacional

El exministro de Economía Martín Guzmán habló en público por primera vez desde su salida del Palacio de Hacienda. No hizo referencias políticas o financieras locales, pero fue crítico con el Fondo Monetario Internacional.

Carlos Burgueño

Carlos Burgueño

Reapareció Martín Guzmán y en un nuevo rol en el que parece moverse muy cómodo. Es un ámbito que le permitirá desarrollar una carrera internacional hacia delante: el de especialista global en reestructuraciones de deuda pública y crítico del sistema financiero mundial en general y del rol del Fondo Monetario Internacional (FMI) en particular.

El ex hombre fuerte del gabinete nacional fue llamado por la Organización de Naciones Unidas para que hable ayer  sobre estas cuestiones, teniendo en cuenta que Guzmán puede discurrir largamente de su experiencia mixta como titular del Palacio de Hacienda.

Por ahora, se lo ve alejado de la política argentina, un capítulo en el cual parecía que el exministro de Economía analizaba con simpatía y cierto potencial futuro. Eran tiempos en los que aún tenía potencial vigencia el "Albertismo" como eventual corriente política, una alternativa del oficialismo hoy algo devaluada. Pero que para muchos podría tener algún futuro en el mediano plazo.

Mientras tanto, Guzmán volvió a su rol de economista, especialmente dedicado a los procesos reestructuradores de deuda y las dificultades para los países en desarrollo para encontrar alternativas financieras y cambiarias lógicas. Por lo que se vio en la exposición de ayer, el Guzmán conferencista es muy crítico de los organismos financieros internacionales y de las posiciones políticas de los países centrales ante los estados adeudados.

Guzmán durante su presentación,. convocado por la Organización de Naciones Unidas.

Sin menciones políticas ni económicas internas, y sin comentarios sobre la vida partidaria que le tocó vivir al frente del ministerio, en los últimos tiempos bombardeado por el kirchnerismo. Y mucho menos sobre su polémica salida. Ya habrá tiempo. Mientras tanto, la reaparición de Guzmán se concentró en cuestiones financieras, monetarias y macroeconómicas internacionales.

Las principales declaraciones de Guzmán ante el foro organizado por las Naciones Unidas son las siguientes:

Sobre la política macro en períodos de pandemia, guerra y crisis

- "La pandemia y la guerra en Ucrania han profundizado las desigualdades en gran parte del mundo. Hoy tenemos una economía global con niveles de deuda más altos que hace tres años y una mayor vulnerabilidad en el grupo de economías en desarrollo y emergentes. En Argentina, cuando fui ministro de Economía, presentamos un proyecto de ley de Renta Inesperada para atacar el impacto desigualador que generó la guerra en Ucrania. Otros países han adoptado iniciativas similares. El proyecto aún no ha sido tratado por el Congreso. Hoy la principal preocupación de los bancos centrales y de los ministros de economía de los países del G20 es la inflación".

- "La ola de contracción de las políticas monetarias que estamos viviendo va a agravar las tensiones sociales y políticas en todo el mundo". Vamos a ver más problemas de sostenibilidad de la deuda. Una consolidación fiscal estricta basada en las típicas políticas de austeridad, trae efectos adversos que pueden ser económica y socialmente desestabilizantes".

Sobre reestructuraciones de deuda y asimetrías entre deudores y acreedores

- "La restricción de acceso a financiamiento para muchos países generará la necesidad de más reestructuraciones de la deuda soberana para garantizar la sostenibilidad de la deuda. Va a haber casos de países que lleven adelante procesos de reestructuración de la deuda soberana que igual tendrán que efectuar una consolidación fiscal, porque si estamos en una situación en la que no hay financiamiento y hay un déficit fiscal primario, la consolidación fiscal sigue siendo necesaria, pero tiene que ser con crecimiento, y en ese caso es fundamental definir prioridades para el uso de los recursos del Estado".

- "En las reestructuraciones de deuda hay asimetrías omnipresentes entre el deudor y los acreedores, lo cual inclina la balanza siempre a favor del acreedor. El deudor sabe muy poco sobre los tenedores de bonos y los tenedores de bonos lo saben casi todo sobre el deudor. Los horizontes temporales también son asimétricos. Para el deudor, los problemas tienen que resolverse ahora mismo. En el contexto de una crisis, no abordar los problemas significa más inestabilidad social, más inestabilidad política, la paciencia de los acreedores es diferente. Lo difícil en el proceso de reestructuración de deudas es crear el sentido común nacional, el apoyo social y político a una propuesta que sea eficaz para restablecer la sostenibilidad de la deuda cuando sea necesario".

Sobre el FMI y los sobrecargos

- "La política de sobrecargos del FMI es una política sin sentido por donde se la mire. Es regresiva y aumenta la inestabilidad global. En de septiembre de 2021, cuando aún era ministro, pusimos esta discusión en la mesa de los foros internacionales y hubo una reunión formal del Directorio del FMI, en la que más del 60% de los votos de los miembros estuvo a favor de revisar la política de sobrecargos de algún modo, pero seis sillas del directorio estuvieron en contra, la oposición principal proviene del Tesoro de los EE.UU."

- "Los argumentos que se ponen para no modificar la política de sobrecargos no tienen sentido. Uno de ellos tiene que ver con el riesgo moral. Se plantea que los sobrecargos son para que los países no tengan incentivos a tomar prestado demasiado del FMI o a tener relaciones de endeudamiento con el organismo que duren mucho… ¿Pero qué país quiere quedarse mucho tiempo en el Fondo? Yo, por ejemplo, quisiera que la Argentina jamás se hubiese endeudado con el FMI".

- "Cuando asumimos el gobierno en 2019, mi propuesta al Presidente fue no tomar un solo dólar adicional de deuda con el FMI, cuando aún faltaban desembolsarse US$ 11 mil millones del programa de préstamo Stand By acordado en 2018, y eso fue lo que se hizo. La política de sobrecargos sin duda debe ser revisada. De hecho, es impresionante que no haya sido revisada todavía en este contexto; ésta es una política oscura".

- "Cuando era ministro y revisé cada detalle, encontré este monto extra que nos estaban cobrando. ¿Por qué estamos pagando tal tasa de interés, cómo es que la tasa es la que es? Si vamos a la web del FMI para saber cuál es el importe de los sobrecargos que paga cada país, ahí no están".

- "Estos sobrecargos sirven para mantener un balance precautorio y se utilizan para gastos operativos del FMI, esto quiere decir que los países en crisis están pagando los gastos operativos del FMI. ¿Cómo puede ser eso? Y no sólo este proceso obedece a un sistema que no muestra lo que pagan los países, sino que tampoco muestra lo que hace el FMI con ese dinero. ¿Está comprando bonos de economías emergentes? ¿O está comprando bonos del Tesoro? ¿O invertiéndolo en qué? ¿Qué hace el FMI con ese dinero? Estas son preguntas importantes y sabemos muy poco sobre ellas".

Tres propuestas

- "Enfoque legal. Seguir empujando la creación de un marco multinacional para la resolución de crisis de deuda soberanas en la ONU".

- "Mejores contratos. No hemos visto un aumento significativo en la adopción de varias cláusulas contingentes factibles, se deberá trabajar más en este sentido. Para abordar el nuevo problema de coordinación entre acreedores se discute la llamada 'cláusula de la Nación más favorecida'. Habrá desafíos de diseño muy complicados para implementar dicha cláusula si se hace realidad porque comparar el valor en sí traerá disputas entre acreedores".

- "Y finalmente, cuando se trata del FMI, hay una serie de temas a discutir: la revisión de la política de los oscuros sobrecargos, una recanalización más efectiva de los DEG. Hay una discusión en curso sobre la posibilidad de una nueva asignación y también una discusión pertinente sobre el uso del financiamiento y DEG para recomprar bonos que cotizan con grandes descuentos, eso ayudaría a los países a bajar la carga de las deudas".

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?