Argentina arrastra a los uruguayos fronterizos a su propia crisis

Argentina arrastra a los uruguayos fronterizos a su propia crisis

Por la crisis económica en Argentina, muchos uruguayos aprovechan para consumir en nuestro país y debilitan al comercio local en las ciudades de frontera del país vecino. Vaivenes que genera la devaluación del tipo de cambio en el país y su derrame a la región.

MDZ Dinero

MDZ Dinero

La crisis económica Argentina, no sólo perjudica a los locales y la profundización de políticas que aplastan el valor del peso frente al dólar continúan arrastrando a otros a la crisis. Ése es el caso de los comerciantes uruguayos en la frontera con nuestro país, donde los consumidores orientales prefieren cruzar la frontera antes que comprar en su territorio.

La diferencia en el tipo de cambio hace que los uruguayos, contra todo lo que dicta la historia, puedan acceder a gran cantidad de productos en Argentina por bajo costo. Si nos regimos por el valor "oficial" actual del dólar en nuestro país, en noviembre el Salario Mínimo Vital y Móvil llegará al equivalente de 381,74 dólares por mes, mientras que el de Uruguay se encuentra en 470,55 dólares desde enero de este año.

Ahora, a pesar del valor "oficial" del dólar, los precios se rigen principalmente por los valores del mercado paralelo, que desde hace unos meses ronda casi el doble que el "reglamentario". En ese marco, por cada dólar que ingresa un uruguayo, consigue optimizar sus gastos en valores de pesos argentinos que están muy lejos de lo que resulta competitivo a nivel internacional.

Por este motivo, en la región litoraleña del oeste uruguayo, los pobladores de ciudades como Fray Bentos o Paysandú prefieren cruzar la frontera a Entre Ríos y obtener víveres por costos mucho menores de los que conseguirían en Uruguay. Este fenómeno, que cualquiera pensaría que le ocurre a los argentinos que buscan productos en el exterior sin pagar las altas tasas impositivas, también ocurre en viceversa.

El problema en este caso, no es tanto para los argentinos, dado que los comercios que sólo le vendían a su coterráneos ahora tienen mayor clientela. Los grandes afectados son los comerciantes uruguayos de esas localidades fronterizas, que empiezan a ver un estancamiento de su economía por la crisis económica argentina. Ese estancamiento se debe a que el flujo de ventas que tenían antes, ahora se nutre de un consumo de menor envergadura, porque sus clientes prefieren costear el cruce fronterizo y consumir por precios mucho más baratos en Argentina.

En ese marco, esa región busca reconvertirse en tareas de modernización para la actividad agropecuaria. También busca alcanzar la modernidad con nuevas industrias como la tecnológica, potenciando así un nuevo espacio de comercio y de flujo de dinero para esas localidades, aunque no reemplaza al comercio de cercanía, que es el principal afectado en dicha región uruguaya, a raíz de la crisis de Argentina.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?