Básquetbol

El exabrupto de Campazzo tras la eliminación de la Selección argentina de básquet ante Dominicana: “Es una…”

El base del combinado nacional no ocultó su bronca tras la derrota en Mar del Plata y lanzó un insulto al aire en plena nota post partido. También habló el DT, Pablo Prigioni.

MDZ Deportes
MDZ Deportes lunes, 27 de febrero de 2023 · 07:36 hs
El exabrupto de Campazzo tras la eliminación de la Selección argentina de básquet ante Dominicana: “Es una…”
Campazzo se agarra la cabeza y no lo puede creer. Foto: Télam

La Selección argentina de básquetbol perdió por 79 a 75 frente a su par de República Dominicana en un encuentro que se jugó en el Polideportivo Islas Malvinas de Mar del Plata por la Zona E de las Eliminatorias para el Mundial y se quedó afuera de la competencia que se disputará en agosto en Filipinas, Indonesia y Japón.

Con una actuación irregular de muchos jugadores, Gabriel Deck fue el que más se destacó con 27 tantos (10-13 en dobles, 0-2 en triples, 7-8 en libres), tres rebotes, dos recuperaciones y dos asistencias. Facundo Campazzo, el más ovacionado por el público marplatense, tuvo una noche con altibajos y luego del partido lanzó un exabrupto que marca la bronca por la frustración. 

"Es una verg..., perdón. Es una cagada. No jugamos bien, en el segundo tiempo nos secamos. Hay que darle mérito a Dominicana, que hizo un partidazo. Nos supieron defender bien, nosotros no pudimos sacar ventaja, hicimos un juego muy evidente. Pero bueno, ahora hay que estar más unidos que nunca y seguir trabajando. Prefiero estar con mis hermanos acá sintiendo esta sensación de mierda antes que estar en otro lugar", expresó el jugador del Estrella Roja en diálogo con TyC Sports.

Luego, Campazzo agregó: "Hay que seguir adelante. Es una cagada que no podamos estar en el Mundial, pero la mentalidad de ahora tiene que ser pensar en lo que viene, trabajar y darle para adelante con este grupo. A la gente le digo gracias y perdón de parte de todo el equipo. Dejamos todo".

El entrenador, Pablo Prigioni, aseguró que la derrota de anoche es "un golpe durísimo" y que "va a doler mucho mirarlo por televisión". Analizó que la Argentina no supo "tener tranquilidad" para estirar la diferencia y sellar el triunfo, en un encuentro que parecía controlado hasta el cierre del tercer cuarto. "Creo que por muchos momentos pensamos que lo teníamos controlado y no fuimos capaces de tener tranquilidad para mantener la diferencia o abrir el partido", señaló.

"Nos quedamos cortos. A masticar este sabor amargo. Es un golpe muy duro. Podríamos haber terminado el tercer cuarto un poquito mejor. Tuvimos muchas veces opción de anotar canastas fáciles y mantener la diferencia. Asumo toda la responsabilidad", expresó, y dijo que "no es momento para hacer comentarios" sobre el futuro o su continuidad o no al frente del equipo.

Archivado en