La insólita pregunta que recibió Izquierdoz en medio de los festejos de Boca campeón

La insólita pregunta que recibió Izquierdoz en medio de los festejos de Boca campeón

El central y capitán del Xeneize abrió los ojos por la sorpresa que le generó una consulta sobre si su retiro está cerca.

Redacción MDZ Online

Boca es el nuevo campeón del fútbol argentino tras vencer a Tigre por 3 a 0 en Córdoba y alzar la Copa de la Liga Profesional 2022. Aunque su rival tuvo algunas chances de empatar cuando el encuentro estaba 1-0, el Xeneize disfrutó de un triunfo contundente en la final y un nuevo título, el segundo de la era Sebastián Battaglia y el sexto a nivel local desde 2015. Hay algunas caras nuevas y otras que están hace muchos años en el club como Carlos Izquierdoz, el capitán azul y oro.

Izquierdoz se perdió un tramo importante de la Copa de la Liga Profesional por una fractura en el quinto metatarsiano de su pie izquierdo pero regresó en la parte decisiva del campeonato y cumplió con creces a pesar de la larga inactividad. Como lo demuestra la cinta de capitán que usa en su brazo, el Cali es una de las voces de mando de Boca y uno de los de mayor trayectoria en el equipo, ya que llegó al club en 2018. En el festejo de su quinto título con el Xeneize, el central recibió una pregunta insólita que contestó de una forma muy graciosa.

Cuando su cara todavía tenía restos de espuma por el festejo de campeón, Izquierdoz habló con Leandro "Tato" Aguilera, de TyC Sports, y este le preguntó si veía cerca su retiro como futbolista, algo que tomó totalmente por sorpresa al capitán de Boca: "¡¿Eh?! Tato, tengo 33, la c.... de tu hermana, ¡pará un poco!", dijo el defensor mientras se retiraba con una sonrisa en su cara.

Izquierdoz, Rojo y Fabra levantaron la nueva copa de Boca.

Sin dudas, una pregunta que sorprendió a Izquierdoz y a todos los hinchas de Boca en las redes sociales, ya que el Cali, como él mismo dijo, tiene 33 años y mostró un gran nivel en su regreso tras una grave lesión de la cual se recuperó más rápido de lo que se esperaba: "Cuando me lesioné, lo primero que dijeron es que volvía en el semestre que viene, que tenía que pensar en el próximo torneo, en los octavos de la Copa… Gracias a Dios, la familia me apoyó y en Boca hay un cuerpo médico increíble que me dio todas las herramientas", aseguró.

"Hay que disfrutar esto. Parece fácil salir campeón, pero no lo es. Hay que trabajar muchísimo", dijo Izquierdoz, capitán de un Boca muy criticado pero ganador, algo que se hizo costumbre en Brandsen 805 en los últimos años.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?